Comfamiliar Risaralda Facebook Instagram Twitter

Un grande del baloncesto profesional, forma a las nuevas generaciones en Comfamiliar Risaralda

Sin duda alguna sus 1,90 metros de estatura y su abundante barba, al mejor estilo de los jugadores de la NBA, hacen que este hombre de padres pereiranos, nacido en Bogotá, pero criado desde sus primeros años en La Perla del Otún, no pase desapercibido por donde camina, y es que desde niño siempre ha dejado huella por sus capacidades deportivas, las mismas que lo llevaron a hacer parte de la Selección Colombia.

Se trata de Daniel Restrepo, un hombre que a sus 34 años ha hecho parte de los principales equipos profesionales del baloncesto en Colombia y quien desde 2016 es el entrenador de las escuelas de formación de este deporte en Comfamiliar Risaralda.

“Llegué a Comfamiliar gracias a que después de haber sido jugador profesional quise tener otras situaciones en mi vida y me regresé a Pereira de donde me fui a los 17 años. Alguien me dijo que estaban buscando un entrenador en Comfamiliar, que llevara mi hoja de vida. Afortunadamente, al entonces coordinador de Recreación y Deportes Alejandro Sánchez, le gustó mi experiencia, y en ese momento inicié con este bonito proceso”, manifestó Restrepo.

Su historia

Luego de pasar por las distintas categorías en la Selección Risaralda, a la que llegó con tan solo 11 años, fue convocado por primera vez a un combinado nacional, no sin antes representar al colegio Iném Felipe Pérez en los distintos campeonatos locales y regionales donde siempre se destacó por su técnica, logrando varios títulos para esta institución educativa, bajo la dirección del entrenador Raúl Arango, a quien recuerda como uno de sus gestores.

“Yo tenía 15 años cuando recibí mi primer llamado a Selección Colombia para unos Juegos Odesur, hice parte de un grupo de 25 jugadores, y fue muy emocionante. Primero porque nos hospedamos en un hotel cinco estrellas, el Torre de Cali, uno de los más reconocidos de la región, segundo, por ser entrenado por los mejores del país y tercero por tener la oportunidad de representar al país, aspectos que llenan de mucha satisfacción”, manifestó el profe Daniel.

Con la tricolor nacional jugó tres copas internacionales, además disputó Juegos Bolivarianos, Suramericanos y Centroamericanos, codeándose con los mejores exponentes de este deporte a nivel continental.

La liga profesional

Su buen desempeño en cada una de las competencias lo llevó a ser tenido en cuenta por los equipos profesionales que disputaban la ya desaparecida Liga Direct TV, donde se consolidó como deportista élite en Colombia.

“Estaba radicado en Bogotá, sede de la Selección Colombia, y el equipo Piratas de Bogotá abrió su cantera  y en convenio con la Federación nos convocaron a varios para que empezáramos a viajar con el equipo profesional e irnos fogueando, eso fue en el 2003”.

Aunque la mayor parte de su vida profesional la vivió jugando para Piratas, también hizo parte de equipos como Patriotas de Tunja y Cañoneros de Norte de Santander donde se destacó en posiciones como alero y guardián.

Si bien no fue buen estudiante porque se dedicó más al deporte, sus padres, docentes de profesión, siempre le insistieron que fuera a la universidad, finalmente siguió sus consejos y empezó a combinar el baloncesto con la academia hasta que logró graduarse como Maestro en Artes Plásticas de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

“Me demoré como 12 años para titularme porque en varias ocasiones tuve que suspender los semestres por los viajes y las concentraciones con los equipos, pero finalmente lo logré. Soy Maestro en Artes Plásticas, diferente a los licenciados, ellos aprenden para enseñar, y nosotros aprendemos para hacer obras plásticas”.

El renacimiento del baloncesto

Desde que llegó a Comfamiliar se propuso darle un giro a este deporte no solo en las escuelas de formación en las que entrena a 40 niños todos los fines de semana, sino en Risaralda donde, según él, ha estado estancado debido a falencias administrativas.

“El baloncesto en el departamento, desde hace algunos años, ha estado de capa caída, y estamos tratando de liderar un nuevo arranque porque duramos cinco años sin ir a un torneo nacional, y en 2018 logramos de nuevo estar en un Sub 15. Aprendí a jugar en Pereira y Risaralda, creo que lo mínimo que debo hacer es devolver algo de lo que esta tierra me ha dado y por eso regresé, espero que pronto nuestro trabajo empiece a dar buenos frutos”, concluyó Daniel Restrepo, quien también se desempeña como Vicepresidente de la Liga de Baloncesto de Risaralda.

La frase
"
"
Comfamiliar Risaralda Facebook Instagram Twitter